7.9.06

Las Mariposas

La familia Mirabal, era una familia acomodada de República Dominicana, con cuatro hijas: Patria Mercedes, Bélgica Adela (Dedé), Minerva Argentina y María Teresa.

Patria, Minerva y Dedé estudiaron en el colegio de la Inmaculada Concepción; Minerva estudió posteriormente en la Universidad de Santo Domingo en donde conoció a Manolo Tavarez, que sería después su esposo y compañero.

Minerva, siempre fue de ideas de izquierda y despreciaba a Trujillo el dictador de ese país entre los años 50 y 60, en varías ocasiones miembros de su familia y ella misma fueron detenidos, simplemente por no adorarlo, hasta que por culpa de dichas detenciones el padre de las hermanas Mirabal enfermó y murió, lo cual impulsó a Minerva a llevar más lejos sus actividades anti-trujillistas.

Se hizo conocer como “mariposa” para llevar a cabo sus trabajos clandestinos dirigiendo el movimiento 14 de junio, en contra de la dictadura, el crecimiento de estos movimientos con muchos integrantes de las clases medias y altas de la sociedad dominicana, contribuyó a que se acelerara la caída del régimen.

Sin embargo las cosas no fueron sencillas, ya que las hermanas Mirabal (en especial Minerva y María Teresa) fueron encarceladas por estar seriamente involucradas en estos movimientos, hasta el punto de que en una ocasión Trujillo declarara que sus dos grandes problemas eran la Iglesia (que había condenado los actos del dictador) y las hermanas Mirabal.

Pasaron encarceladas varios años en las cárceles de tortura del régimen y tras una intervención de otros países fueron puestas en libertad, mientras que sus maridos seguían encarcelados.

Para no hacerles el cuento largo, en una ocasión llevaron a Patria, Minerva y María Teresa a ver a sus maridos encarcelados; en el regreso fueron presas de una emboscada y asesinadas a garrotazos, sus cuerpos fueron puestos en el vehículo en el que iban y este fue precipitado a un barranco, para hacerlo aparecer como accidente.

Esto tuvo lugar el 25 de noviembre de 1960, y a partir de este momento el régimen de Trujillo comenzó a tener más oposición y al poco tiempo se dio su caída.

-----
De pronto este tipo de historias nos suenan ajenas y lejanas, pero sólo tenemos que voltear a ver la realidad de nuestro pueblo Latinoamericano para darnos cuenta de que a lo largo de nuestra historia reciente hemos tenido muchos mártires como las hermanas Mirabal, Monseñor Oscar Romero, Miguel Tomaszek, Carlos Bonilla, y cientos de personas más que han estado dispuestos a dar su vida (literalmente) por generar un mundo con más justicia, igualad, libertad, derechos, etc.

Y hoy en pleno 2006, en una sociedad tan acomodada, considerando que somos parte del privilegiado 10.7% de latinoamericanos con acceso a internet, yo me pregunto ¿qué estamos haciendo?

No implica morir, implica dar la vida, y si eso sigue sonando a mucho implica por lo menos, dar un poco de nuestra vida, para que la vida de esas personas que murieron para que hoy tuviéramos un mundo mejor, haya valido la pena.

2 comentarios:

The Last Unicorn dijo...

No hay una pelicula sobre ellas??
Me quede pensando mucho.

No es la primera vez que escribes sobre tomar conciencia y accion en la sociedad. Pero.. creo que hay un antes y después en tu escritura crítica desde que estas fuera del trabajo.

Uno en su soledad y tranquilidad se abre aun mas y se deja a escuchar a si mismo para dar en la tecla.

Este me pareció el texto con más fundamento, centrado, explicito, interesante e inteligente que he leido en tu Blog.

Ojo! No desmerezco a los otros!! Solo que es bueno re pensar todo lo que has escrito anteriormente, porque haciendo un análisis veo una creciente evolución en tus pensamientos y en lo que vuelcas, en este caso no al papel sino al Blog.

Quiero seguir leyendo mas!!

PD: lo personal te lo digo x mail

Gerard OO dijo...

ger...
hey checa my blog puse una seccion de blogs amigos y estas ahi