22.1.07

Las maravillas de un nuevo ser




Mi sobrina ya nació. Nació el 9 de enero a las 8:41 de la mañana, pero 2.800 kg, y es un pequeño ser hermoso.

Mientras mi hermana estaba embarazada nunca creí que yo iba a sentir lo que sentí, y que iba a vivir este momento como lo he ido viviendo. Fátima (que así se llama mi sobrina) ha sido un verdadero regalo para todos, no solo para sus papás.

Es asombroso lo que puede generar en una persona un pequeño ser recien nacido, que hace esfuerzos por expresarse, que esta lleno de necesidades y que aunque no puede dar nada de acuerdo con los parámetros del mundo, da todo con solo ser, con solo existir; y llena a todos los que lo rodean de alegrías, de preocupaciones, de solidaridad, de cariño y de mil y un cosas más.

Me he vuelto asquerosamente cursi desde que Fátima nació, y mi novio me acusa de sufrir un severo caso de tiitis aguda, y a veces me da hasta un poco de penita, pero veo a esa pequeña niña, que no solo es mi sobrina, sino mi ahijada y me siento felizmente responsable de ella, y me pasmo durante horas viendola o cargandola y soñando con la persona que algún día va a ser.

En fin para no seguir aburriendo y embarrando melcocha, pero para compartirles un poquito de mi alegría, dejo aqui unas fotos, de ella, por que a mi parecer es el ser más bonito que he visto en mi vida.

2 comentarios:

Princesa Caballero dijo...

Sonrisas que sonrien que se rien y festejan.
Bienvenido tu sentimiento y la sobrina.

Gerard OO dijo...

jajajaja solo paso a dejar un saludo, buenas fotos. adios