9.2.07

Jemmy Button

Acabo de leer un libro sobre la historia de este personaje. Como era una novela, no sabía que tanto confiar y ni siquiera podía estar segura de que en realidad hubiera existido; buscando un poquito en la red, pude constatar no sólo su existencia sino la veracidad (al menos a grandes rasgos) de la historia.

Jemmy Button ( me encantaría poder poner su nombre real, pero en eso sí que no encontré consenso) fue un indígena yámana (de la Patagonia) que fue llevado a inglaterra en el Beagle, por FitzRoy, permaneció ahí durante un tiempo (uno o dos años) y luego por alguna extraña razón fue llevado de vuelta, eso sí, con la esperanza de que él (junto con otros dos yámanas que también habían llevado a Inglaterra, pero que no se habían adaptado tan bien) fuera un futuro enlace con la civilzación que se quería imponer en la zona.

La historia me dejó pensando, nunca nadie se paró a pensar en lo que los yámanas querían o pensaban, nadie analizó su forma de vida como igualmente válida.

Como siempre en las historias de conquista, el que llega se cree automaticamente superior, y nunca se para a ver a su adversario desde una perspectiva que implique el conocimiento, dejando el juicio de lado.

Pero pensemos un poco ¿cuantas veces nosotros mismo no nos portamos un poco como conquistadores, pensando que somos mejores que el que tenemos enfrente, sin pararnos a pensar en que quizas simplemente somos distintos y eso es todo?

No sé, ahi cada quien su vida, pero en fin que nada perdemos con pararnos a pensar un poquito en esas veces en las que pensamos que somos mejor que alguien, o más abiertos, o más estóicos, o más cuidadosos, o más eficientes, solo porque somos distintos.

Por cierto si alguien consigue más información sobre Jemmy Button, y el viaje del Beagle a Tierra de Fuego o la Masacre de los misioneros por la que se le acusó más tarde, diganme donde, porque es una historia que vale la pena.

3 comentarios:

The Last Unicorn dijo...

nooooooo pues habia escrito un monton y esto me lo cancelo, que odio!

bueno, aca de nuevo

Yo estoy de acuerdo con que a veces se nos sube el divismo y frente a los desconocidos nos hacemos los grandes conquistadores, pero es muy contradictorio tambien.

Quisiera contarte algo que pasa muy a menudo aca- que por cierto, Neuquen tambien es parte de La Patagonia.

Todos los nativos viven quejandose del karma de la civilizacion de hace mil años atras, pero cuando llegan los turisas con sus grandes billetotes verdes, todo mundo se agacha para decir "si amo".
Estos ultimos tiempos la afluencia de gringos es increible, estan en todos lados y cualquier comerciante se baja las bragas x complacer sus deseos.

Entonces? en qué quedamos? Somos un pueblo subdesarrollado que sufrio los ataques de los colonos violadores y contagiadores de enfermedad o somos un pueblo que se babea con la actitud sumisa de querer agradarle siempre al norteamericano?

La realidad aca es muy distinta.

Y he consultado y nadie conoce a Jemmy Button y eso que vivio en nuestra mismisima Tierra del Fuego.

Fijate como somos...

Filosofo de la torre de marfil dijo...

Interesante libro por lo visto. Lástima que no se puede leer todo lo que uno quisiera. Prima yo pienso que lo natural en la actitud humana es precisamente la posición de conquista, cuando uno tiene una certeza sobre alguna verdad, la que sea, tiende naturalmente a dar a conocer a sus semejantes esa certeza de verdad, porque considera cierta su postura. Creo que es noble buscar difundir nuestras certezas de verdad. Ciertamente, comprender que otra persona puede tener otra certeza de verdad diferente a la nuestra es una cuestión muy importante, pero impide movimiento de ideas, porque nos quedaremos mudos ante semejante fenómeno por evitar molestar a los demás con nuestras propias certezas.

Anónimo dijo...

Jemmy Button originalmente se llamaba Orundellico