5.1.10

a veces hay tanto que decir...

Y taaan poca capacidad para decirlo.
El año nuevo me atacó con todo, demasiados cambios y poco tiempo para asimilarlos, de pronto me veo envuelta en ellos y nada más no sé ni como no me he dado de topes, supongo que se debe a que simplemente voy tirando, a veces sin demasiada consiencia de lo que hago.

Quizá eso no sea lo mejor, quizá no esté muy bien eso de ir por la vida así nada más, pero qué se puede hacer cuando a una la abruman, y además tiene que continuar con su vida, pues eso ir tirando e ir encajando los cambios como mejor se puede.

Así que, en pocas palabras así arranco el 2010 con haaaartos cambios impuestos por las circunstancias o por agentes externos a mi, pero ante esto sólo me ha quedado una alternativa, nueva y sorprendente:

Como por segunda vez en mi vida, YO quiero hacer los cambios.

Así que, ante las circunstancias, mi único proposito de año nuevo es ese: CAMBIAR, MOVERME, PERDER PARTE DE MI ESTATISMO, yeei!!!

2 comentarios:

Uriel Pérez dijo...

Y estoy seguro que lo lograrás!
:D por lo que he podido notar, eres una persona muy dedicada, que sabe lo que quiere, sólo es cuestión de tiempo para que tus metas puedan ser alcanzadas.
YEAH!
Bonito 2010! ;)

BALAMOC dijo...

Celebro esa actitud ante este nuevo ciclo.
toma las riendas, se q puedes.