23.2.10

DETONANTES

Estimado lector, como usted sabrá (o, en su defecto, habrá intuído), una de mis grandes pasiones es escribir, contar historias, probablemente no haya tenido oportunidad de leer muchas de esas historias (por cuestiones de derechos he preferido no subirlas aún), pero, supongo que una parte la habrá intuído a partir de lo aquí contenido.

Pero a donde quiero llegar con todo esto, es a comentarle, estimado lector, que he descubierto que trabajo mucho mejor cuando tengo detonantes creativos, digase una frase abierta, una serie de elementos dispares y sin conexión, o simplemente una idea, de esa manera me obligo a pensar y a generar historias que rebasen mis propios límites.

Sin embargo, me he descubierto absolutamente imposibilitada a generar esos detonantes por mi misma, ya que me hago trampa y me doy un detonante para una historia que ya está en mi cabeza, y termino repitiendome a mí misma, sacando mis demonios habituales y sin aportar nada nuevo.

Es por eso, querido lector que quiero hacerle una propuesta, a la vez que le pido un favor: ¿quisiera usted regalarme un detonante, ayudarme a escribir?, y si así lo desea, con todo gusto le haré llegar el resultado para compartirle un poco de lo que hago.

Por favor, responda, querido lector, necesito de su ayuda para seguir retandome a mi misma.

5 comentarios:

Uriel Pérez dijo...

Me late, me late, mi detonante es el siguiente:

...y de noche cuando se levanta aún entre sueños puede sentirlo y escucharlo, mas no verlo, en la oscuridad lo asecha.

Anónimo dijo...

Puede ser algo como: "Lo mejor es perseguir cosas imposibles, luego cuando ya no lo haces tu vida es un aburrimiento... El único pecado sería negar lo que tu corazón siente"; pero bueno también como siempre del corazón salen cosas muy buenas de amor y desamor, de esperanza, ilusión, recuerdos..., quizá: "No pensaré en que contigo me gustaria descansar y envejecer... no hay más futuro que el instante de saber que corro el riesgo de perder; porque el amor cuando es verdad sale del alma, nos aturde los sentidos... y de pronto descubrimos que la piel se enciende en llamas"

La Fabila peligrosette dijo...

Te regalo unas frases del libro que estoy leyendo :
De repente me sentí atrapado, cogido en un lazo. Atrapado por la lengua, que en aquel momento se me antojo como algo físico, como una corporeidad convertida en esa muralla que de pronto se levanta en medio del camino y no nos permite seguir adelante, que nos cierra el mundo vetándonos la entrada.

Lukas dijo...

Te presto la frase de algo q escribo ahora ...”¡No me sueltes!”. No, no te suelto pensó él, giro su cabeza y observo el mar....

Filosofo de la torre de marfil dijo...

En la torre de marfil publico con relativa constancia frases de dos libros que me hacen pensar:

1. Ciudadela (Saint-Exupéry)
2. Pensar como pretexto y pre-textos para pensar (Mijail Malishev).

Échale el ojo.

También prometo obsequiarte el juego de rol que fabriqué en navidad, independientemente de la lista de elementos considerados para dicho juego.