21.3.11

y arrancan

Siempre creí que escribir era algo natural, casi casi innato en mi, siempre he sido conciente de que no soy la mejor escribiendo, pero eso jamas me ha impedido escribir y disfrutar haciéndolo.

Sin embargo, hoy tuve que entregar oficialmente mi primera chamba como freelance y siendo muy honesta, cada vez descubro más dificultades para escribir, escribir bajo presión y por encargo no es tan fácil como escribir por gusto y sobre los temas que dominamos y en los que nos sentimos confiados.

A pesar de todo, hoy entregue mi primer texto como freelance y me siento absolutamente feliz, y a pesar de las dificultades, la inseguridad y los tropiezos que seguramente tendré, puedo decir tranquilamente que escribir me hace feliz.

1 comentario:

carlos de la parra dijo...

Toda actividad humana cambia cuando se hace por obligación y especialmente cuando condicionan a juicio o escrutinio lo que escribimos, y además imponen criterios y exigencias a las que someternos.
Y cuando nos pagan,uf.