10.7.07

A petición de Luz: justicia divina.


Este tema em lo dejó en un post, mi prima Luz de Guadalajara.

Me preguntaba que ¿qué opinaba yo de la justicia divina y si era tal por que llegaba no cuando tu querías sino cuando ya había pasado toda emoción respecto al hecho?

Me pareció una pregunta interesante y por eso decido plantear aquí mi opinión y someterlo a vuestra consideración amables lectores.


Yo creo que el primer punto que hay que analizar es el concepto de divinidad que tiene cada quien. POr ejemplo supongo que si tu crees en una deidad de destrucción (si mal no recuedo en el panteón hindú, está representado por Durga) pues tu concepto de justicia divina va a ser sumamente distinto de si crees en un Dios de amor y perdón.


Y al menos ese es mi caso, el Dios en el que yo creo es un Dios de amor y de misericordia que actúa como tal y por lo mismo,mi idea de la justicia divina de pronto me resulta a mi misma incomprensible y dificil.


Por que hasta donde yo puedo ver, la justicia de Dios, es completamente injusta de acuerdo a nuestra escala humana, si Dios es compasión por encima de todo, entonces como te va a castigar por algo, ¿cómo va a castigar a alguien?

Si su enojo estuviera por encima de su amor, si todo Él no fuese amor, entonces todos estaríamos irremediablemente condenados.


Yo creo simplemente en que la justicia de Dios consiste en no castigar, muchas veces nos pasan cosas, y nosotros decidimos que es un castigo por algo que hemos hecho, lo que en ocasiones no somos capaces de ver es que no es un castigo, es una mera consecuencia de nuestros actos, o en ocasiones culpa del efecto mariposa, pero no algo que Dios haya mandado a nuestra vida con la simple intención de castigarnos y hacernos pagar.

Al menos eso pienso, pero me gustaría saber que opinan ustedes.

1 comentario:

Filosofo de la torre de marfil dijo...

Bien prima, yo tengo una visión bastante panteista al respecto, desde luego que el Dios del Amor no puede ser justo, porque el Amor es injusto por definición. Yo considero que la naturaleza actúa de acuerdo con la forma en que nosotros interactuamos con ella. Ella vengaría nuestras faltas y nosotros atribuiríamos esas consecuencias a Dios por haber creado la naturaleza. "Lo que siembras cosechas".

Un abrazo