28.3.08

¿hay política?

Desde chica me ha importado saber que es lo que pasa con el destino político de este país, mi primer encuentro consciente con la política, se dio en el 94 con el levantamiento zapatista, yo había estado en Chiapas el año anterior, había visto la pobreza, la marginación, y había sentido la violencia y el poco respeto; y , por supuesto, me quise ir a Chiapas con el subcomandante Marcos, que durante muchos años fue mi amor platónico (para después decepcionarme como sólo los grandes héroes lo pueden hacer).

En fin, me seguí interesando por el tema, con la esperanza firme de poder tomar acciones prácticas algún día; fui a algunas marchas y mitines que tenían un objetivo a mi parecer valioso, y finalmente cumplí los 18 años y decidí que era el momento de sacar al PRI y vote por Fox, y de nuevo, pensé que que demonios había pensado.

Y después llegó el 2006, y con él, la campaña electoral, en la que tuve la fortuna de encontrarme entre dos bandos, por un lado toda mi familia calderonista y por el otro mi novio, su familia y mi entonces jefe, obradoristas.

Esta dualidad, me permitió ver la podredumbre de ambos lados y así se dio mi (por decirlo de algún modo) salida oficial de la política, por primera vez, pensé que lo más honesto que podía hacer era ejercer mi voto anulándolo, claro que eso me acarreó muchos disgustos con toda la gente a mi alrededor, pero entre más pasa el tiempo, más convencida estoy de que yo no podía hacerme responsable de un voto por cualquiera de esas dos personas que en estos momentos están generando el país.

Curiosamente, soy consciente de que las cosas no van a estar del todo bien, que a menos que haya un desastre natural sin precedentes que nos cambie la perspectiva a todos, las cosas se van a poner más feas y polarizadas y que entonces me veré forzada a tomar un partido.

Sin embargo, la agenda latinoamericana de este año lleva por nombre "la política ha muerto, viva la política" y he leído varias reflexiones interesantes, que me hacen pensar que México, no es el único país en donde la política, tal y como la pensamos hoy en día, está a la baja.

Con lo cual sólo me resta pedir que repensemos la política, y que cuando las cosas se pongan feas, tengamos el valor y la inteligencia, para hacer renacer a una nueva política, que está ahí agazapada en las mentes de todos los que no estamos conformes con las cosas, pero que no hemos sabido organizarnos y proponer algo novedoso en este ámbito, algo más puro, y con verdaderas miras al bien común.

----
Si a alguien le interesa, los textos de la agenda latinoamericana pueden ser encontrados en: http://latinoamericana.org  o http://www.servicioskoinonia.org
los temas de los años anteriores fueron, democracia y comunicación, también muy interesantes, con una perspectiva quizás un poco "retro" pero no por eso menos valiosa.

4 comentarios:

Hitlercito dijo...

de entrada propongo subir mucho el IVA, quitar el ISR, eficientar el libre comercio internacional y las facilidades para la inversión local y extranjera, y que haya un wellfare state con salud y educación de primer nivel

"mercado irrestricto, bienestar innegociable"

Filosofo de la torre de marfil dijo...

¿Política? creo que la pregunta aquí es ¿qué es política? Pienso que a) el término está desvirtuado, o b) existe algo mejor que la política.

Aunque me gusta mantenerme al tanto, hace muchos años que dejé la "política", aunque no por ello dejo de votar...

Saluditos

Falma Telemna dijo...

justamente como dices, querido filosofo, hay que repensar la política, porque tal y como la conocemos hoy en día, es un término altamente desvirtuado, pero no por eso, la política tiene que ser así, en realidad debería ser algo que nos incluyera a todos de una manera más real y tangible, en donde las opiniones del pueblo fueran realmente tomadas en cuenta, y no partir unicamente a partir de los intereses de unos cuantos.

El problema es cuando te tropiezas con personas como el estimable Hitlercito por un lado y con un socialista por el otro, porque ahí la cuestión es lograr conciliar dos perspectivas completamente ajenas al una a la otra, sin embargo eso debería ser la política, el enriquecimiento del gobierno a partir de las diferencias de pensamiento, buscando puntos intermedios, que si bien no van a satisfacer a todos, van a satisfacer a la mayoría, por eso, la política debería de ser la búsqueda del bien común.

Falma Telemna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.