12.10.10

aunque a nadie le importe... ME OPONGO

Las cosas se van poniendo peores y se pondrán cada vez peor, platicando con gente de guanatos, me comentan como han cedido terreno al miedo, como el narco ha ido tomando plazas y horarios hasta hacer sentir a la gente presa en su ciudad.

Mas o menos como en el resto del país.

Por alguna extraña razón, por primera vez, la Ciudad de México ha sido la última en enfrentarse a esta situación, aquí sabemos que las cosas están mal, muy mal, a veces nos tocan balaceras u operativos en zonas por las que pasamos a diario, pero hasta cierto punto, no se si el hecho de ser el eje neurálgico del país, nos ha hecho quedar un poco al margen de todos estos problemas.

Y mientras tanto, mi ciudad, que no es secuestrada por el narco, es secuestrada por el poder ejecutivo que cierra paseo de la reforma cuando le da la gana, que termina permitiendo que un tipo pueda tomar protesta como diputado para quedar protegido por el fuero, a pesar de tener averiguaciones en su contra, que es constantemente obligada al caos por culpa de las marchas, que en pocas palabras es una ciudad que aún no se deja vencer por el miedo, pero que se deja arrastrar hasta la locura por la incompetencia de sus gobernantes.

Y tras de todo, YO, una ciudadana promedio de este país, una de esas que forman la mayoría, debo, además temer al estado, porque si en algún momento me rehuso a pagar impuestos (total los usan para mantener diputados con causas penáles [me vale si es culpable o no, es vergonzoso lo que hizo], para festivales que desquician la circulación de la ciudad y están mal organizados, para avergonzar al único resquicio de esperanza que teníamos los mexicanos hace 4 años y se llamaba ejercito, para sentirme presa en mi país, porque ya nadie se siente seguro en las carreteras), a mi sí me va mal, a mi sí me persiguen  y sí me cobran las consecuencias.

Es por eso que desde mi pequeña trinchera, desde mi impotencia y desde mis ganas de seguir disfrutando de lo que es mio (mi ciudad y mi país), me opongo a ceder terreno, me opongo a cederles a los narcos las plazas de mi ciudad, a sentirme presa por culpa del poder ejecutivo, a que hagan las cosas sin consultarnos, a vivir en la farsa democrática de este país.

¿alguien tiene alguna idea para que esto sea no sólo teórico sino práctico, como le hacemos? porque ténganlo por seguro, en esta ocasión, nadie lo hará por nosotros.

1 comentario:

PENTECOSTAL WEB RÁDIO dijo...

PARABÉNS PELO SEU BLOG, MUITO LEGAL, GOSTEI,
AUM ABRAÇO,
MARIVAN