30.4.08

Roma


Tengo la mala costumbre de llegar tarde a las series, ya que todo el mundo está picado y ya vio todo lo que ha salido, entonces yo me dejo convencer de que es buenísima y vale la pena; sólo me he salvado con Lost y The Tudors, aunque no soy de las que bajo en internet las temporadas y esas cosas.
En realidad no agradezco que me suceda, siempre te queda un sentimiento de desfase social medio gacho, cuando llegas con alguien y le dices que si ya la vio y te contesta que por supuesto, que si ya llegaste a tal parte y, además de que te adelanta algo importante sólo puedes quedarte con tu cara de idiota y de que no sabes de que te hablan; eso me pasó con Prison Break (y la agarré tan tarde que tengo que esperar a que salga la 3ra temporada en DVD para poder verla) y más recientemente con ROMA.

Mi primo J. me la prestó, a sabiendas de que toda mi vida he odiado a los romanos, pero mi mamá y S. siempre han sido admiradores así que me callaron y me pusieron a verla a pesar de que yo, como buena tauro que soy, estaba terca con que no la quería ver.

Vi los tres primeros capítulos y, aunque me gustaron, yo seguía necia con que apestaban los romanos y que no quería verla.

Actualmente estoy a la mitad de la segunda temporada y mi percepción de Roma ha cambiado completamente, la serie ha logrado lo que varios excelentes maestros, Memorias de Adriano y Los Idus de marzo y Gladiador, no habían logrado; ahora no sólo me llama la atención el mundo romano, sino que además hasta estoy empezando a leer la historia del mundo antiguo de Isaac Asimov, y me estoy volviendo fan de ese bichito tan brillante que se llama Cayo Octavio César Augusto.

Es terrible, creo yo, que confiese que una serie de TV ha podido cambiar mi percepción de la historia y más, siendo historiadora, pero en fin, como le decía a J.: antes odiaba a los romanos, ahora, por culpa de la serie, saludo con un golpe en el pecho y el brazo estirado.

2 comentarios:

Filosofo de la torre de marfil dijo...

Salve Clara! jijijijiji.

Ni hablar prima, así pasa... si te sirve de consuelo, cuando tu hablas de prision breake, es como hablarme en alemán, no entiendo nada... y no se diga de los tudor, doctor house, one tree hills etc, etc...

Creo que soy un antisocial jijiji.

Besos

Mario Gensollen dijo...

Te cuento algo lamentable: mientras veía obsesionado Roma, encontré a mi gatita, al principio pensé que era gato, y por mi obsesión con Roma, le puse "Tulio". Un nombre varonil. Romano. Fuerte. Meses después que fui al veterinario me dijeron que no era gato. Traté de cambiarle el nombre. No resultó. Hasta que le dije "Tulia" y sí reaccionó. Roma tiene la culpa que al día de hoy mi pobre gata se llame "Tulia". Buena serie: mugre serie. Saludos.