21.9.09

POR FIIIIN

Sin esperarlo demasiado, llegó a mis manos el Beatles Rockband (lo había encargado, pero la verdad, tengo que decir, que no creí que me lo trajeran, por lo cual tengo aquí que agradecer publicamente a mi H. primo L J. y su mujer D., por rifarse y traermelo) ya lo jugué y es una gloría cantar y tocar al mismo tiempo, y utilizar la replica del bajo de Paul y ver las cositas extra que trae como las postales...
Quiza para un no fan, esto sea lo más intracendente de la historia, pero para mi, que llevo más de 10 años de fan, es muuuuuuchooooooooo.

Hoy jugué, vi el outro, y fui muy muy muy feliz.

1 comentario:

Filosofo de la torre de marfil dijo...

Me da gusto prima... que las cosas felices estén en las cosas más insignificantes.